Documento político del El Municipio Autónomo de San Juan Copala (MASJC)

 

Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)

AL Congreso Nacional Indígena (CNI)

A la Otra Campaña

A las organizaciones sociales

 

El Municipio Autónomo de San Juan Copala (MASJC) surgió como legítima aspiración del pueblo triqui por tomar en sus manos su destino, y como alternativa política al proceso de descomposición del Movimiento de Unidad y Lucha Triqui (MULT) –que surgió para la defensa del pueblo triqui , pero parte de su dirección entró al juego electoral, cooptados por el gobierno priista de José Murat, formando el Partido de Unidad Popular (PUP), que el gobierno registró. Su formación fue sorpresa para los triquis, que se enteraron en la asamblea constitutiva de dicho partido, y muchos se apartaron para constituir el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui Independiente (MULTI), por lo que varios fueron asesinados.

 

El MULT-PUP y el UBISORT-PRI son estructuras de control social que mantiene el capitalismo sobre la región triqui, dominio que impone el Estado a través de la violencia, el clientelismo, el hostigamiento en la región, para lo cual usa esas organizaciones, una de las cuales se dice de izquierda.

 

Ese ambiente de violencia, corrupción, cacicazgo y cooptación por el gobierno afectaba por igual al interior del MULT-PUP como a UBISORT-PRI, lo que permitió que la conformación del Municipio Autónomo fuera de interés para algunos integrantes del UBISORT-PRI que decidieron salir de esa organización para crear el Municipio Autónomo.

 

Hoy en día l@s compañer@s provenientes del MULT y de UBISORT que ahora contribuyen al proceso de la autonomía, han sido valiosos por lo que llamamos a todo aquel que esté de acuerdo en luchar por construir la autonomía y contribuir al aniquilamiento del capitalismo, a rectificar ideológicamente.

 

El proyecto autonómico del MASJC, no contempla partidos políticos supeditados al Estado ni paramilitares. Su existencia depende de la conciencia, de la aceptación voluntaria, de la organización comunitaria, de la convicción, del convencimiento y se funda en la solidaridad, la colectividad, el comunalismo, la toma de decisiones colectiva y hacer que se respeten.

 

A medida que el MASJC se consolida como alternativa, aumentan los asesinatos del MULT, por lo que se apresura la constitución formal del Municipio Autónomo, que trae en consecuencia la oposición formal del Gobierno Federal y del Gobierno estatal, que fortalece sus vínculos con el MULT-PUP y UBISORT-PRI para impedir la existencia del MASJC.

 

Lo que antes fue para el MULT asesinar a sus integrantes para mantener la cohesión de la organización y la disciplina, se convirtió en asesinato por encargo del Gobierno para acabar con el MASJC; el gobierno unió en esa tarea al MULT y UBIOSORT mediante recursos públicos.

 

El registro del PUP le da presupuesto, diputaciones, presidentes municipales y regidurías, programas, dinero extra y la posibilidad de un partido indígena nacional. El registro permitió alianzas con el PRI (que le dio el registro) o con el PAN-PRD, actuar como bisagra de acceso de uno u otro al gobierno del estado, como para que hoy la vocero del gobierno estatal se la ex candidata al gobierno del estado del PUP, y que el Gobernador participe en la reciente concentración del MULT (con varios miles de acarreados) y pida que “no me consideren Estado, considérenme del MULT”).

 

El paramilitarismo aquí como en el país es responsabilidad del gobierno federal y estatal y existen con su protección y financiamiento, por eso ni el gobierno de Ulises Ruiz ni el de Gabino Cué Monteagudo han podido cumplir las medidas cautelares que emitió la CIDH (octubre 2010), ni con las recomendaciones de la CNDH (24 de mayo de 2011). Las denuncias están hechas, l@s asesinad@s, l@s herdi@s, mutilad@s, desplazad@s, huérfan@s, viud@s, son del MASJC. La justicia está pendiente; Los asesinos siguen libres, los desplazados fuera de sus casas y amenazados de muerte.

 

Exigimos castigo a los asesinos materiales e intelectuales (incluido Heriberto Pazos).
La nación triqui tiene como alternativa buscar y lograr los acuerdos para unificarse cuando se desarme a los paramilitares y se castigue a los culpables, para que existan las condiciones de libertad y seguridad para vivir en paz, rescatar su territorio, su cultura, y pueda decidir sobre todo ello sin intereses extraños, de partidos, empresas y gobiernos, que por todo el país y el mundo despojan a los pueblos originarios y los exterminan.

 

Atentamente

Plantón de Mujeres, Niños, Ancianos y Hombres  Desplazad@s del Municipio Autónomo de San Juan Copala Oaxaca y Distrito Federal

Comité por la Defensa y Justicia para el Municipio Autónomo

 

28 de mayo de 2011